ROBERTO RIVEIRO & MARIA RODRIGUEZ

GESTION DE FINCAS & OFICINA TECNICA

Blog

Sustitucion de bombillas convencionales por lamparas led en el hogar

Posted by rm-administradores on 11 Ee abril Ee 2013 a las 10:20 Comments comentarios (0)

En esta entrada vamos a abordar un tema bastante interesante, que es el desembolso económico inicial y el posterior ahorro en la factura de la luz resultante de sustituir las bombillas incandescentes de toda la vida por lámparas led.


Por si aún no lo sabía, las bombillas incandescentes que nos han acompañado durante los últimos 150 años tienen sus días contados, ya que desde el 01 de Septiembre de 2012 la Unión Europea ya no permite su fabricación ni su importación. Por lo tanto, si todavía sigue comprando esta clase de bombillas, sepa que aún lo hace porque todavía queda stock en el mercado, pero que en breve desaparecerán de las tiendas. Las alternativas que nos quedarán serán 2: las lámparas de bajo consumo o las lámparas led. Vamos a hacer un resumen rápido de los pros y contras de estas alternativas:

 

  • Las lámparas de bajo consumo son más baratas, ya que su precio habitual oscila entre los 6 y los 8 € por unidad, y tienen una vida útil media de 8.000 horas, pero tienen el inconveniente de que contienen mercurio, que es una sustancia altamente tóxica, por lo que hay que tener mucho cuidado de que no se nos rompan al manipularlas y además hay que llevarlas a contenedores especiales al final de su ciclo de vida.
  • Las lámparas LED (Light Emitting Diode) son bastante más caras, ya que el precio habitual de una lámpara de calidad oscila entre los 15 y los 20 € por unidad, pero su vida útil media es de 40.000-50.000 horas, con lo cual es muy probable que no sustituya ninguna bombilla durante muchos años o hasta que reforme su vivienda. Además, no contienen sustancias tóxicas (al menos no en los niveles de las lámparas de bajo consumo) y su reciclaje resulta menos complicado.

 

Teniendo en cuenta la problemática que presentan las lámparas de bajo consumo, nos hemos decantado por centrar nuestro análisis en la sustitución de las bombillas tradicionales por las lámparas led.


Nuestro estudio se centratá única y exclusivamente en el gasto de iluminación de un piso típico de 80-90 m2 compuesto por salón-comedor, cocina, 3 dormitorios, 2 baños y zona/s de paso, para una familia de 4-5 miembros. A continuación vamos a hacer una descripción de las horas de uso medias por día y estancia, y del número de luminarias empleadas simultáneamente en cada una de ellas:


  • SALÓN-COMEDOR: actualmente es, con diferencia, la zona de estar por excelencia y la estancia que más gasto energético realiza. Una familia media tiene encendida la luz de esta estancia unas 5 horas diarias, y suele estar iluminada por 5 o 6 bombillas dispuestas en 1 o 2 luminarias.
  • COCINA: Ha dejado de ser la estancia principal de una vivienda, cediéndole el testigo al salón-comedor. Actualmente, la cocina de una vivienda de estas caraterísticas no suele estar iluminada más de 1 hora y media al día por una lámpara fluorescente o downlight y por la iluminación de la campara extractora.
  • DORMITORIOS: en una familia de 4-5 miembros, los 3 dormitorios suelen tener la luz encendida un promedio de 2 horas cada uno, soliendo estar iluminadas por una sola lámpara, que bien puede ser la de techo, una lámpara de mesa o un flexo.
  • BAÑOS: sorprendentemente, tienen un gasto de iluminación más elevado de lo que se pueda pensar en un principio debido a que es una estancia que, por motivos obvios, no suele compartirse. Por ello, cada uno de los baños suele estar alumbrado aproximadamente 1 hora y media al día, con 1 o 2 luminarias de techo, normalmente lámparas halógenas,  y con la iluminación del espejo tocador, todas encendidas simultáneamente.
  • ZONAS DE PASO: Pueden ser 1 pasillo único, 2 distribuidores, etc. Rara vez consumen más de 1 hora diaria de electricidad, y suelen estar iluminadas por 2 o 3 luminarias, que bien pueden ser bombillas incandescentes o halógenas.

Si este estudio se ajusta más o menos al perfíl de su vivienda, coja lápiz y papel y haga unos números rápidos. Si su vivienda está iluminada por bombillas incandescentes, su consumo de energía probablemente rondará los 2.200-2.400 W diarios. Si hace el mismo cálculo con lámparas led, comprobará que el consumo bajará fácilmente hasta los 270-300 W diarios. ¿Sabe en cuánto dinero se traduce esta reducción de consumo? Vamos a traducirlo en euros:

El precio actual del KW/hora está aproximadamente en 0,16 € más impuestos, es decir, unos 0,20 €. Tomando valores intermedios, si su vivienda consumía 2.300 W por día y ha reducido su consumo a 285 W, comprobará que se está ahorrando (2.015/1000) KW x 0,20 €/KW = 0,403 € por día, que no parece mucho, pero que multiplicados por los 365 días del año (si usted y su familia son de los que no se van de vacaciones) nos da un total de 147,10 € anuales, que ya no es una cifra tan despreciable.

El problema que presentan las bombillas led, tal y como comentamos anteriormente, es su elevado precio, lo cual traducido en el tipo de vivienda aquí descrito supondría un desembolso económico total de 400-500 € aproximadamente. Si este desembolso es demasiado elevado para su bolsillo, nuestra recomendación es una sustitución gradual empezando por el salón-comedor, continuando por los baños y luego en las demás estancias. Su bolsillo se lo agradecerá a medio y largo plazo, y contribuirá a la eficiencia en el consumo energético y a la conservación del medio ambiente.